jueves, 10 de diciembre de 2015

Pepa la Loba


La figura mítica gallega la bandolera "Pepa la Loba" entre leyenda y realidad.


 Pepiña, fue una niña huérfana, nacida a mediados del siglo XIX, sobre el 1835 no se sabe con certeza el lugar pero se cree que fue en la parroquia de Couso o en la de Moedo ambas en Pontevedra.
Pepa, se cría sola con su madre eran muy pobres, pero fue a partir de la muerte de su madre a causa de un mal parto, cuando lleva una vida ruin y complicada, ya que se queda a cargo de ella una tía suya, Dorinda que la obliga a mendigar por mercados y ferias.
Se cree que tanto su nacimiento como el segundo parto que se lleva la vida de su madre y del bebé, se deben a sendas violaciones por parte de un hombre sin escrúpulos, el albeite o veterinario de la zona.

Pepiña se convirtió en Pepa la pastora, a los doce años y fue a esa edad cuando se acrecentó la leyenda. Un día, Pepa defendió de un lobo feroz sus ovejas y ayudada por su perro, dio muerte al animal que intentaba atacar al rebaño y a ella le mordió… ¡Así nace Pepa la Loba!


Su tía presume entonces de sobrina valiente, pero Pepa la abandona y se va a trabajar en la tienda de ultramarinos del pueblo, el propietario era hermano de aquel degenerado que se suponía era su padre. Aquel hombre no solo acoge a la niña bajo su tutela sino que la nombra heredera y la trata muy bien dándole una formación.
Pero se produce un hecho que cambia, otra vez, toda la vida de Pepa, aquel hombre salvaje mató o su propio hermano, tío y benefactor de Pepa, para apoderarse de sus bienes. Después de un juicio amañado, la chica fue culpada del asesinato y encarcelada a cadena perpetua. Durante ese tiempo se llena de rencor y deseos de venganza, hasta que un día pide auxilio espiritual, la visita el capellán de la cárcel a quien golpea y escapa vestida con sus ropas.

Una vez fuera se disfraza de hombre con una pistola y su perro se dirige a el pueblo, lo primero que hace Pepa al salir de la cárcel es matar a su asesino padre, con ayuda de su perro al que llamaba “Lueiro”.
Se marcha al monte a vivir y forma una partida de bandoleros, se convierte en una especie de vengadora que acaba con la vida de todos los hombres que cometiesen cualquier tipo de crimen, robo o asalto, fuese cual fuese el escenario del delito. Sus venganzas tienen lugar en toda Galicia, principalmente en Pontevedra, con su cuadrilla de bandoleros asaltaba a caminantes de clase alta, curas, caciques, también los pazos, casas fuertes, rectorales(casas de los curas). Los ricos la odiaban y temían sin embargo suscitaba simpatía y admiración entre la mayoría de los campesinos gallegos, pues se sentían identificados, en cierta manera, con ese espíritu anárquico y esa vida azotada por la miseria, la injusticia y la crueldad.Y así comienza a forjarse una leyenda que aun se sigue trasmitiendo en muchos de los lugares que la famosa bandolera frecuentaba. Una de sus zonas de actuación era en el antiguo camino a Ponteareas, poco antes del Castillo de Villasobroso. También se tiene constancia que en “A Hermida” (Covelo) asaltaba la casa de Maria Paula, hoy convertida en la Casa Museo Pazo da Cruz.
En las obras recientes en dicha casa han aparecido dos revólveres de la época, que probablemente eran utilizados para defenderse de. Pepa Loba, que con su cuadrilla, aparecía por la casa de cuando en cuando para exigir 4 panes y dinero.
Los frecuentes asaltos a la casa provocaron que la familia escondiera en un monte de su propiedad, dinero y joyas ante el temor de perderlo en uno de los asaltos.
Su máxima era:  ¡Home morto non fala…! Hombre muerto no habla.


No está muy claro cómo termina la historia de la bandolera una versión dice que muere en la prisión de A Coruña. Hay quien apunta que Pepa la Loba murió en uno de los asaltos a un rectoral cuando le arrojaron aceite hirviendo. Existe muy poca documentación sobre su vida. Además de los relatos, hay una referencia escrita que habla de la existencia de Pepa Loba. Se trata de una mención que hace la escritora y penalista Concepción Arenal después da haberla visto en una visita a la cárcel de Coruña.
Según el escritor Carlos Reigosa, autor de una novela sobre la vida de Pepa, existen testimonios populares que apuntarían a la existencia de una casa suya en A Terra Chá(comarca de Lugo) y dos posibles desenlaces que fuera asesinada por uno de los miembros de su propia cuadrilla o que hubiera muerto anciana tras haberse reinsertado a los 40 años de edad con una hija en la misma sociedad dominada por los hombres que tanto había combatido.

Otra posibilidad que se baraja es que existiese más de una Cuadrilla de Pepa la Loba, de esta manera una primera mujer sería conocida por éste seudónimo y posteriormente otras personas que se dedicasen al bandolerismo adoptarían ,o bien serían conocidas por la misma denominación. Esto podría explicar la cantidad de referencias que se dan por distintos lugares y momentos, sobre a la existencia de Pepa la Loba.


Bibliografía:
http://www.farodevigo.es/media/documentos/2006-10-21_DOC_2006-10-14_03_10_01_elsabado.pdf
http://guardiacivil.eu5.org/bandolerismo/pepa.html

Para más información pueden ponerse en contacto con nosotros.
Calle Armiñan 65, Ronda (Málaga)
Teléfono: 952877785
Tienda On-line: www.museobandolero.es
También podéis seguirnos en:

No hay comentarios:

Publicar un comentario