lunes, 7 de julio de 2014

El Barquero de Cantillana

Francisco Antonio Jiménez Ledesma, “El Barquero de Cantillana” (1820 – 1849)

Serie de televisión curro Jiménez
    “El Barquero de Cantillana” no es nada más que el apodo como se conoció al bandolero nacido en Cantillana; un pequeño pueblo de Sevilla a orillas del Guadalquivir; llamado casi con total seguridad Francisco Antonio Jiménez Ledesma. Curro; como le conocían en el pueblo; vivía con sus padres en su humilde hogar de la campiña sevillana ayudando a su enfermo padre en su trabajo de barquero; de ahí su apodo; destacando pronto por su arrojo y valentía a la edad de 15 años, cuando a riesgo de su vida salvó a unos niños de un incendio en su pueblo natal.
Su padre morirá pronto y perderá el arrendamiento de la barca a causa de una injusta sentencia del ayuntamiento; al cual se enfrentará para toda su vida; y pronto también nacerá el amor; casualmente encarnado en María, la hija del Teniente Alcalde prometida al primogénito del Alcalde. Al poco serán sorprendidos y acometido una noche en el callejón donde se veía con su amada, sufriendo una cruel paliza que le deja casi muerto. Cuando se repone va en busca de justicia, marca al alcalde en la cara con su navaja y mata a su hijo Enrique y sus dos primos; quienes le infringieron la brutal paliza. Tras todo lo acaecido no tiene más remedió que huir y convertirse en el que bien pudiera ser el Curro Jiménez que todos conocemos.
La vida del Curro Jiménez “El Barquero de Cantillana”, transcurre desde aquí plagada de leyendas, robos, desafíos, amores y actos de justicia popular a favor del pueblo llano, que le granjean una merecida fama. Destaca el asesinato de una de sus amantes llamada Amparo; con la que en su tiempo quiso contraer matrimonio; lo que provocará en Curro una sed si cabe mayor de justicia y venganza cuando su nombre y persona ya es perseguida por toda Andalucía por parte de los migueletes mandados por el Corregidor de Sevilla.
Tras todos los avatares propios de una figura como la del Barquero de Cantillana, un día 2 de noviembre de 1849 en Cazalla de la Sierra, un grupo de guardias al mando del teniente Francisco Castillo y del sargento Francisco Lasso se topó en plena sierra con Curro “El Barquero”, y tras una corta refriega, el bandolero cayó muerto entre los peñascos de la sierra. Así acabaron las aventuras, desventuras, amores, venganzas y actos de justicia de Curro Jiménez Ledesma, “El Barquero de Cantillana”.

Esperamos que os haya gustado y os animamos a que comentéis y compartáis si os apetece. Hasta pronto!

Para más información pueden ponerse en contacto con nosotros.
Calle Armiñan 65, Ronda (Málaga)
Teléfono: 952877785
Web: www.museobandolero.com
Tienda On-line: www.museobandolero.es
E-mail: museo@museobandolero.com
Facebook
Youtube
Google+